Tus primeras semanas de embarazo.

Tu futuro bebé es un embrión compuesto de dos capas de células, a partir de las cuales se desarrollarán todos los órganos y las partes de su cuerpo.

Instalado en la pared del útero, y con intención de permanecer allí durante nueve meses, la placenta empieza a producir una hormona denominado hormona del embarazo o conocida también como “Gonadotropina Coriónica Humana”(GCH). Esta hormona es la que indica en el test de embarazo nuestro nuevo estado. Se encarga de transmitir a los ovarios el mensaje de que dejen de producir óvulos y que aumente la producción de dos hormonas muy importantes en nuestro organismo: la progesterona y los estrógenos. Ambas serán las encargadas de que el útero conserve el recubrimiento que presenta en las paredes para que nuestro “pequeño garbancito” pueda mantenerse, y que vaya creciendo la placenta.

Durante este tiempo el líquido aminiótico que genera nuestro cuerpo irá aumentando para convertirse finalmente en el saco amniótico; encargado de proteger a nuestro bebé hasta el día del parto.

Durante este breve periodo de tiempo, el bebé recibirá el oxígeno y los nutrientes necesarios para su desarrollo y crecimiento a través de un pequeño sistema de circulación conectado a través de las venitas que hay en la pared del útero.

 

embrion

Formación del embrión en sus primeras semanas de vida.

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s