TERCER TRIMESTRE.Tu último mes de embarazo. DE LA SEMANA 37 A LA 40.

Es tu noveno y último mes de embarazo. Tienes todo preparado porque en menos de treinta días lo que más ansías estará entre tus brazos. Es el último empujón, ¡y nunca mejor dicho! ¡Ánimo, estás a punto de convertirte en mamá!

Pregnant woman with husband sitting on floor, holding hands on belly

 

Semana 37: Medidas/ 480 mm; casi tres kilos.

Mediante ecografía podrás conocer la colocación de tu bebé. Lo normal es que su posición sea la cefálica; es decir que su cabeza esté colocada hacia abajo y con la cara mirando hacia atrás. De no  ser así, es muy probable que tu parto sea con cesárea para no dañar ni a la madre ni a su hijo.

Su peso se mantendrá estable y apenas variará hasta el parto. Suele estar entre tres y tres kilos y medio.

Notarás presión sobre la vejiga y el ombligo más hacia afuera.

Antes de que des a luz el cuello uterino puede expulsar el tapón mucoso, o incluso provocar manchas de sangre; no te asustes. Llama a tu ginecólogo para que compruebe que todo va correcto.Schwangerschaft

El cuello uterino inicia su maduración  semanas antes del parto, provocando en algunas mujeres el adelanto del mismo. El porcentaje es muy bajo, pero sucede.

Seguramente dormir te cueste mucho más que los meses anteriores por los nervios, el peso y la postura.

Debes tener tu canastilla preparada y preocuparte si: rompes aguas, tienes contracciones regulares e intensas cada 5 ó 10 minutos, has empezado a manchar con sangre roja brillante y la cantidad es más abundante que en la propia menstruación.

Semana 38: Medidas/ 480-490 mm; un poco más de tres kilos.In Erwartung

Las molestias del embarazo empiezan a agudizarse. Te sientes muy pesada e hinchada. Debes poner los pies en alto en tus ratos libres.

Es probable que tu ginecólogo realice una exploración para examinar la dilatación del cuello. A estas alturas ya te habrán dado una fecha para el parto. Puede ser exacta o no, a veces se adelanta otras se retrasa. Sólo un 5% de las fechas suele coincidir.

Si los pulmones de tu bebé están completamente desarrollados producirán una proteína que en contacto con el líquido amniótico alterará la producción de hormonas generando la creación de la oxitocina, la cual se encargará de regular las contracciones del útero  e informarnos de que ha llegado la hora de traer al mundo vida.

¡Tu bebé es en estos momentos es capaz de llorar sin lágrimas! Los conductos lagrimales aún no funcionan.

Semana 39: Medidas/ 490 mm; entre 3-3.300 gramos.

Los movimientos fetales son cada vez más constantes. Tu bebé sigue desarrollándose, lo hará hasta el último día, aunque dado este punto del embarazo, lo que se produce es la maduración de sus órganos.

El cordón umbilical rodea por completo a tu bebé, ya que el espacio libre es limitado (mide aproximadamente 600 mm). Hay casos en los el parto se complica precisamente por la colocación del cordón. Los médicos lo tendrán en cuenta para que tu bebé no sufra ningún mal.

Su “pielecita” deja de tener un color rojizo y se presenta más blanca y azulada.

Su posición fetal ya es definitiva. Tu médico ya te habrá informado si se trata de una cesárea o de un parto vaginal (aunque te confirmen la segunda opción puede haber cambios a última hora si se detectan complicaciones durante el mismo).

Habrá momentos en los que te apoyes en objetos o paredes, el equilibrio cuesta de mantener ( imaginad en partos múltiples).

Semana 40: Medidas/ 490-500 mm;  entre 3 y 4 kilos y medio.

Es el momento de recordar todas las clases preparatorias al parto y tenerlo todo preparado.

shutterstock_124023367-900x400

El vérnix es una grasa que envuelve a los niños cuando están en el útero y que muchos tienen al nacer.

Aunque algunos niños nacen con él, por lo general, el vérnix caseoso encargado de proteger al bebé de infecciones, mantener su temperatura e hidratar su piel, entre otras, desaparece (podremos observarlo tras su nacimiento en los plieguecitos del cuerpo o en niños prematuros). Hace años, nada más nacer era retirado inmediatamente del cuerpo del pequeño, ahora hay médicos que opinan que es mejor no retirarlo completamente ya que protege al pequeño en sus primeros días de vida y es absorbido por la propia piel.

Si no sientes a tu pequeño en el interior de tu barriga, no te asustes, el espacio que queda es mínimo y no podrá moverse como hacía antes. Es recomendable estimularlo con la ingiera de chocolates o dulces, o masajes abdominales. Si en una hora no obtuvieras resultados, consulta con tu ginecólogo-obstetra. Tu hijo puede venir al mundo en cualquier momento.

Ten en cuenta las señales más comunes que te indicarán que estás de parto:

-Romper aguas. Hay veces que se confunde con un escape de orina posible a estas alturas del embarazo.

-Manchar sangre muy roja mayor al de una regla.

-Tener contracciones muy regulares e intensas. Son dolorosas y se repiten cada dos horas en intervalos de 5 a 10 minutos y una duración aproximada de 40 segundos. Las contracciones empiezan en la parte más alta del útero y va bajando hasta la pelvis.

He salido de cuentas: Tu bebé necesita nacer. No te desesperes, tu embarazo será inducido por los doctores. Tras un registro o monitorización en el hospital, un electrocardiograma y una exploración ginecológica es probable que te pongan una medicación para que madure el cuello del útero y te pongas de parto.

¡Enhorabuena, tu pareja y tú comenzáis una de las etapas más bonitas de la vida!

He is the apple of his mother's eye

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s