Mutilación Genital Femenina (MGF) (Ablación del Clítoris)

La mutilación genital femenina es el conjunto de procedimientos que consisten en la resección total o parcial de los genitales externos femeninos, en la mayoría de los casos, motivados por factores de orden social y cultural (OMS). Hemos de resaltar que este tipo de práctica no aporta ningún beneficio para la salud, pero sí serios problemas como infecciones, infertilidad o incluso la muerte.

Se lleva a cabo en niñas con edades comprendidas entre un mes (pocos días de vida) y 20 años. Aunque en la mayoría de casos se efectúa entre los 12 y 14 años.

La mutilación genital femenina es reconocida internacionalmente como una violación de los “Derechos Humanos” y de los “Derechos de la Infancia”.

 

Se calcula que cerca de 200 millones de mujeres han sido sido víctimas de esta práctica en países de Oriente Medio, Asia y África. Los movimientos migratorios y el aumento de la población refugiada ha implicado que la MGF sea una realidad presente en otros lugares del mundo, como Europa, América o Australia.

Hay que tener en cuenta que ninguna religión alienta ni justifica la MGF. A pesar de ello, erroneamente,  se ha relacionado esta práctica con la religión musulmana. Esto se debe a que en la mayor parte de los países en los que se lleva a cabo, la mayoría religiosa es musulmana, pero ello no significa que la MGF esté directamente vinculada con el Islam, sino que deriva de tradiciones locales preislámicas que, en muchos casos, han pasado por un proceso de sincretismo a través del cual las diversas poblaciones las han vinculado a la religión predominante.

Las razones su práctica son variadas y complicadas pero las principales causas derivan de patrones y normas culturales profundamente arraigados. Casi siempre responden a una mezcla de factores socioculturales vehiculados por las familias o comunidades.

La MGF se considera a menudo parte necesaria de la crianza de la niña y una forma de prepararla para la vida adulta y el matrimonio. A menudo tiene por objetivo asegurar la virginidad antes del matrimonio y la fidelidad después de él. En muchas comunidades existe la convicción de que reduce la libido de la mujer y la ayuda así a resistir la tentación de relaciones extraconyugales. Además, en el caso de las mujeres cuya abertura vaginal ha sido sellada o estrechada (infibulación), se supone que el miedo al dolor que causaría su apertura y a la posibilidad de que ello sea descubierto disuaden aún más a la mujer de mantener relaciones sexuales extraconyugales. Viene asociada a modelos culturales de feminidad y recato, portadores de la idea de que las niñas son puras y hermosas una vez que se eliminan de su cuerpo aquellas partes que se consideran impuras o no femeninas, esto es, masculinas. Esta arraigada creencia de creer que esta práctica equivale a la pureza, la limpieza y la moral estricta es el principal factor para la continuación de la práctica.

 

Tipos de mutilación genital

  • Tipo 1 (clitoridectomía). Este procedimiento consiste en extirpar de manera parcial o total el clítoris. En casos muy infrecuentes solo se extirpa el prepucio (pliegue de piel que rodea el clítoris).

Zona Extirpada: color verde

  • Tipo 2 (excisión). Este procedimiento consiste en la resección (separación) parcial o total del clítoris y los labios menores con o sin escisión de los labios mayores

Zona Extirpada: color verde

  • Tipo 3 (infibulación). Este procedimiento consiste en el estrechamiento de la abertura vaginal, que se sella procediendo a cortar y recolocar los labios menores o mayores, a veces cosiéndolos, con o sin resección del clítoris (clitoridectomía).

Zona Extirpada: color verde

  • Tipo 4. En este grupo se incluyen los demás procedimientos lesivos de los genitales externos con fines no médicos, tales como la perforación, incisión, raspado o cauterización de la zona genital. Se dejan dos pequeños orificios para la salida de la orina y la sangre menstrual.

 

Quién realiza la MGF y qué herramientas se utilizan

La MGF suelen realizarla personas mayores de la comunidad (normalmente mujeres, pero no únicamente) designadas para desempeñar esta tarea, o parteras tradicionales. En determinados pueblos, la MGF pueden realizarla curanderos, barberos, miembros de sociedades secretas, herboristas o a veces una pariente. En algunos casos, son los profesionales médicos los que realizan la MGF.

Se realiza con cuchillos especiales, tijeras, bisturíes, trozos de cristal o cuchillas. No suelen utilizarse anestésicos ni antisépticos a menos que el procedimiento lo lleven a cabo profesionales médicos. En comunidades donde se practica la infibulación, a las niñas les atan las piernas para inmovilizarlas durante 10 o 14 días y permitir así la formación de tejido cicatricial.

 

COMPLICACIONES  AGUDAS Y SUBAGUDAS

  • Dolor intenso
  • Shock
  • Hemorragia
  • Inflamación de los tejidos genitales
  • Fiebre
  • Infecciones en la herida
  • Problemas urinarios
  • Lesiones de los tejidos genitales vecinos
  • Stress traumático
  • Contagio VIH

COMPLICACIONES A LARGO PLAZO (MANIFESTACIÓN EN LA EDAD ADULTA)

  • Genitourinarias: insuficiencia renal por infecciones urinarias de repetición, incontinencia urinaria, dismenorrea, hematocolpos, salpingitis, inflamación pélvica.
  • Sexuales: estenosis introito-vaginal, dispareunia, disminución deseo sexual, anorgasmia, modificación de la sensibilidad sexual, vivencias anómalas de la sexualidad.
  • Reproductivas: infertilidad.
  • Obstétricas: dificultad durante el parto (dilatación), desgarros, fístulas, sufrimiento fetal.
  • Salud mental: sentimientos de humillación, vergüenza, terrores nocturnos, trastornos de ansiedad y depresión.
  • Cicatrización anómala: queloides, quistes dermoides, neuromas, fibrosis, etc.

 La mutilación genital femenina es un problema global que requiere una solución global. Es necesario que alcemos la voz para denunciar esta práctica y pedir un mayor compromiso por parte de instituciones y autoridades.

Fuentes:

Save the Children
OMS
Ministerio de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad
Encyclopædia Britannica
UNICEF

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *