La Obstrucción de las Trompas de Falopio y su relación con la Infertilidad

Las Trompas de Falopio, son dos conductos alargados y finos que comunican la cavidad peritoneal con el útero. Durante el ciclo menstrual, los óvulos que se desprenden del ovario se van desplazando por las Trompas de Falopio, si estos no son fecundados por espermatozoides, pasado un tiempo se desintegran y se expulsa con la menstruación. Si es fecundado, comienza la fertilización. Las trompas permiten el transporte del ovocito fecundado hacia el útero (el ovocito fecundado permanece en la trompa entre 48 y 72 horas en su recorrido hacia el útero). Es en el útero donde se implanta el embrión.

Para que un embarazo se logre es necesario contar al menos con una de las trompas de Falopio permeable; es decir, que no presente obstrucción al camino que el óvulo toma desde el ovario hasta el útero. Es en las trompas el sitio en donde normalmente ocurre la fecundación (la unión del óvulo y el espermatozoide) por ello es fundamental que éstas se encuentren en buen estado. Existen diferentes patologías que pueden afectar a las trompas ocasionando la obstrucción de las mismas. La enfermedad pélvica inflamatoria o salpingitis es un problema debido a infecciones de repetición que pueden ocasionar un daño progresivo que finaliza en la obstrucción total. Otros tipos de patologías en este grupo son la endometriosis o las cirugías previas como la apendicectomía que ocasionan la presencia de adherencias (cicatrices) que de manera extrínseca pueden afectar a las trompas. Otras causas extrínsecas serían la presencia de masas pélvicas como quistes ováricos o miomas uterinos.

 

¿Cómo se diagnostican los problemas de  las trompas de Falopio?

Para comprobar la permeabilidad de las  trompas; es decir, que no se encuentren  obstruidas, existe una prueba radiológica que se denomina histerosalpingografía (HSG). La HSG se realiza en determinado momento del  ciclo (normalmente 6-9 días después de  iniciada la menstruación) y consiste en la administración de un material de contraste a través del cuello uterino que nos ayudará a demostrar que tanto la cavidad uterina como las trompas se encuentran libres de obstáculos. Esta prueba nos ayuda a diagnosticar obstrucciones tubáricas y presencia de masas uterinas como pólipos, miomas o incluso adherencias intrauterinas

 

Inseminacion artificial

Foto de buscandounbebe

 

¿Cuáles son los principales tratamientos del factor tubárico?

La finalidad de los tratamientos consisten en favorecer un embarazo. Esto sucede básicamente a través de cirugías. Las más importantes son: la laparoscopia y la histeroscopia.

La laparoscopia es un tipo de cirugía que se realiza introduciendo una cámara a través de una incisión que generalmente es a través del ombligo, de esta manera podemos observar directamente el útero, los ovarios y las trompas diagnosticándose patologías como: enfermedad pélvica inflamatoria, adherencias posteriores a cirugías previas y endometriosis.

Durante la laparoscopia además de diagnosticarse las enfermedades se pueden realizar procedimientos para resolver los problemas como intentar quitar las adherencias o electrofulgurar (quemar con energía eléctrica) los focos de endometriosis responsables de la esterilidad.

La histeroscopia es la introducción de una cámara a través del cuello uterino para diagnosticar y tratar problemas que afectan a la cavidad uterina como serían los miomas, los pólipos e incluso las adherencias uterinas posteriores a legrados. Muchas veces la laparoscopia como la histeroscopia se realizan en un mismo acto quirúrgico con la finalidad de comprobar la permeabilidad del trayecto desde la vagina hasta los ovarios.

Reproducción asistida Murcia

Imagen de franciscolopeza

 

Otro tratamiento, en caso de diagnosticar enfermedad pélvica inflamatoria, es la administración de antibióticos a la pareja; recordemos que una de las principales causas de obstrucción de las trompas son las producidas por infecciones de repetición. Muchas veces la infección de las trompas puede llegar a no causar ningún síntoma como es la producida por la bacteria Chlamydia Trachomatis para la cual también existen análisis en sangre que nos ayudarán a diagnosticarla.

En un porcentaje importante de casos encontramos que las Trompas de Falopio no son funcionales o tienen un alto riesgo de ocasionar embarazos ectópicos. En estos casos la Reproducción Asistida ayuda a lograr el embarazo. Esta técnica tiene un alto porcentaje de éxito.

 

En Imar te ayudamos a buscar una solución. Si crees tener este problema lo mejor es acudir a una consulta. Si tienes dudas o necesitas recibir más información, ponte en contacto con nosotros!!!

 

“En Imar trabajamos día a día para dar solución a tus problemas”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s