Reserva Ovárica en la Fertilidad de la Mujer

El ovario está formado por estroma (que produce las hormonas ováricas) y folículos (que llevan en su interior los óvulos), estos pueden ser observados y medidos por medio de un ecógrafo. La reserva ovárica de la mujer puede valorarse de diferentes maneras pero las principales son a través de sus hormonas ováricas (hormona antimülleriana (AMH),FSH, LH, estradiol) o de la cantidad de folículos que se observan en sus ovarios por ecografía (cuenta folicular antral)

Al nacer, el número promedio de folículos que tiene una mujer es de 2 millones, a través de un proceso que se denomina atresia folicular, estos se van agotando y en la pubertad llegan a ser de 200.000 a 300,000. Cada mes desde la menarquía (Primera menstruación de la mujer) un conjunto de folículos decide desarrollarse y por lo general sólo uno de ellos llega al momento de la ovulación, en el cual libera un óvulo que podrá ser fecundado en un tiempo determinado (24-48 hrs).

El desarrollo folicular puede ser vigilado por ecografía. Al inicio del ciclo se observan en el ovario diferentes estructuras redondas y oscuras (hipoecogénicas) que se denominan folículos. En un ciclo natural, habitualmente solo uno de ellos empieza a crecer y en un día 14 del ciclo suele medir más de 18 milímetros de diámetro, dicho folículo se denomina dominante y por lo general presentará ruptura y por lo tanto ovulación en un día 15 del ciclo (en mujeres que ovulan regularmente).

Imagen: rdnattural.es

Una manera indirecta de valorar la capacidad de una mujer de ovular es la medición de la cantidad de folículos en los primeros días del ciclo ovárico. La cantidad de folículos por lo general se relaciona con algunas hormonas, como la hormona antimülleriana,el estradiol y las HormonasFolículo Estimulante (FSH) yla Luteinizante (LH), estas dos últimas son producidas por la hipófisis y se encargan de controlar la función ovárica.

Cuando los ovarios envejecen la FSH y LH incrementan sus niveles en la sangre. Su determinación sérica entre el tercer y quinto día del ciclo nos pueden ser de utilidad para medir la “Reserva Ovárica” de dicha mujer.

Un nivel sérico de FSH mayor a 8 UI se relaciona a una baja función ovárica,y un nivel mayor a 10.5 se asocia a un mal pronóstico reproductivo. Niveles de estradiol menores a 30 reflejan una función ovárica conservada y cuando dicho valor es mayor a 60 el pronóstico empeora de manera significativa. Los resultados siempre son orientativos y no determinantes.

La hormona antimülleriana es una proteína que producen los ovarios y su nivel se puede medir en sangre en cualquier momento del ciclo. Actualmente es uno de las principales marcadores de reserva ovárica.

Si sus niveles están en menos de 1ng/ml se relaciona con baja reserva. Niveles de 1 a 3 ng/ml se consideran normales y cuando se encuentran por encima de 3 ng/ml hay que tener precaución con la manera de estimular el ovario en tratamientos de fertilidad.

Factores

Existen diferentes factores que pueden afectar la función de los ovarios y afectar la capacidad de la mujer de lograr un embarazo.

Imagen:ovodonante.com

Factores que pueden disminuir la reserva ovárica son la genética (Madre y/o hermanas con menopausia prematura) cirugías previas en ovarios, enfermedades como endometriosis, tratamientos múltiples y agresivos con inductores de ovulación, quimioterapia y/o radioterapia así como diferentes tóxicos ambientales y tabaquismo intenso.

Cada una de las pruebas de reserva ovárica son importantes para determinar un pronóstico sin embargo ninguna nos podrá predecir la posibilidad de embarazo con un 100% de certeza. Los resultados nunca son definitivos, sino que solo son pruebas de rastreo que deben ser interpretadas en todo un contexto tomando en cuenta otros valores como la edad de la paciente, los antecedentes médicos o la respuesta previa a tratamientos con inductores de ovulación.

Muchas veces el hecho de recibir una noticia acerca de una reserva ovárica pobre o alterada puede afectar a la mujer o a la pareja ya que esto limita las probabilidades para la obtención de un embarazo. Es normal tener reacciones de tristeza, frustración, coraje, impotencia, ansiedad, depresión y muchas más, sin embargo, el contar con estos resultados pueden ayudarnos a no perder tiempo para decidir efectuar determinados tratamientos reproductivos o para tomar medidas que puedan mejorar la fertilidad de dicha pareja.

En Imar puedes realizar todas las pruebas necesarias para valorar tu función reproductiva y tomar las decisiones que debas dependiendo de tus resultados.

 

“Imar Fertilidad, Persiguiendo Sueños, Sembrando Ilusiones”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s