ESTOY EMBARAZADA Y TENGO UN GATO

A consulta llegan muchas pacientes buscando un embarazo que nos preguntan si tener un gato es perjudicial.

Cuando se habla de gatos durante el embarazo se relaciona con la “toxoplasmosis”.

La toxoplasmosis es una enfermedad causada por protozoos que se presentan en diversos mamíferos, no sólo gatos (aves y reptiles). Puede afectar a los humanos si éstos están en contacto con animales que la padezcan, o por el consumo de verduras contaminadas por sus heces. La toxoplasmosis es benigna e incluso asintomática, pero resulta peligrosa para las mujeres embarazadas porque puede provocar malformaciones en el feto.

¿Qué hacemos si tenemos un minino en casa?

-Tu ginecólogo podrá averiguar si tienes anticuerpos frente a la toxoplasmosis. Si es así, no habrá ningún problema porque estarás protegida.No obstante tendrás que llevar a tu gato al veterinario para que valore si puede trasmitirla.

-Toma las siguientes medidas: tu mascota no debe tocar ningún tipo de comida (los fruteros no deben estar en sitios accesibles para ellos).

-Lávate las manos cada vez que lo toques o acaricies y ,sobre todo, antes de manipular alimentos.

-Evita sus lametones.

-No limpies su arenero ni estés en contacto con sus excrementos.

Hay que prevenir para que mascota y embarazo no sean incompatibles.

Clínica IMAR.EMBARAZO-MASCOTAS

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s