El 20 de noviembre celebramos el Día Universal del Niño

dia-mundial-infancia

Todos los niños son especiales a todas horas, pero el 20 de noviembre de cada año se conmemora de forma global este día para recordar los derechos de la infancia así como la necesidad de mejorar la calidad de vida de muchos de ellos.

NACIONES UNIDAS marcó este día como el del niño, porque fue la fecha en la que la Asamblea General de la ONU aprobó la”Declaración de Derechos del Niño” en 1959. No siendo suficiente ni teniendo legalmente ningún carácter vinculante, se consiguió el compromiso posterior de 193 países (con la colaboración de líderes religiosos, ONGS y otras instituciones) el 20 de noviembre de 1989 en la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN), tratado que recoge los derechos de la infancia, y se convirtió en el primer instrumento que reconocía tanto a niños como a niñas agentes sociales y titulares activos de sus propios derechos. Esta convención, está compuesta por 54 artículos que velan por los derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos de todos los niños y que tienen que ser aplicados a gobiernos, padres, profesores, profesionales de la salud, investigadores y a los propios niños, rindiendo cuentas sobre su cumplimiento cada año ante el Comité de los Derechos del Niño.

Este día pretende promover el bienestar infantil mediante actividades sociales y culturales, recordando con ello que los niños son un colectivo vulnerable e indefenso ante la pobreza, las guerras y la sociedad. Alude y refuerza los derechos básicos a la educación, a la salud, y a la protección, independientemente de la raza, el sexo o la religión.

A pesar de los logros obtenidos durante los últimos 25 años en los que se puso en marcha el acuerdo, hay muchos niños que se sienten desprotegidos por el hambre y la pobreza de sus países. Para hacer frente a este problema organizaciones mundiales como UNICEF, Save the Children o Anesvad entre otras, nos recuerdan a diario la necesidad de mejorar y ayudar a muchos países subdesarrollados por y para el bienestar de los más pequeños.

Este año, además de recordarnos las necesidades básicas a las que cualquier niño tiene derecho, los organismos institucionales destacan los logros obtenidos gracias a la ayuda de la ciudadanía. Hemos conseguido la disminución de la mortalidad infantil y el aumento de la escolarización, pero aún queda mucho camino por recorrer.

En septiembre de 2000, la Cumbre del Milenio congregó en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York al mayor número de dirigentes mundiales para establecer ocho objetivos básicos, seis de los cuales incumben de forma directa en los derechos de la infancia:

-Erradicar la pobreza extrema y el hambre

-Lograr la enseñanza primaria universal

-Reducir la mortalidad infantil (un 70% de los casi 11 millones de muertes infantiles se producen por enfermedades como la diarrea, el paludismo, las infecciones neonatales, neumonía, parto prematuro o la falta de oxígeno al nacer; y lo más importante y terrible de todo ello es que la mayoría de todas ellas podrían evitarse).

-Mejorar la salud materna

-Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades

-Fomentar una asociación mundial para el desarrollo.

Juntos podemos labrar un camino para los más pequeños...Imar apuesta por ello…¿Y vosotr@s?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s