¿Por qué la mujer es menos fértil a partir de los 30 años?

Pensive young woman lying on the grass in summertime

 

 

 

 

 

 

El retraso en la edad a la que se decide ser madre es uno de los factores determinantes en el incremento de las tasas de esterilidad en España. Y es que los cambios fisiológicos que experimenta la mujer a partir de los 30 años, como la pérdida en la calidad y cantidad de los óvulos, explican la intensa relación existente entre edad y fertilidad. Sin embargo, una solución para las mujeres que deciden postergar la maternidad, incluso más allá de los 40, es preservar los óvulos a edades tempranas para utilizarlos en el futuro. El siguiente artículo desvela las razones por las que la mujer es menos fértil a partir de los 30 años.

¿Por qué influye tanto la edad de la mujer en las posibilidades de concepción?

Según expertos en reproducción asistida, “el pico de máxima fertilidad de la mujer es a los 20 años”. A partir de los 30 años, afirman, “se produce una disminución de la fertilidad, que se ve agravada a partir de los 35”. En concreto, el doctor Marcos Ferrando, director de un centro especializado en reproducción asistida en Bilbao señala que “existe una disminución de entre el 20 y el 25% en la tasa de fecundidad cuando comparamos mujeres de entre 30 y 35 años con aquellas de entre 20 y 25 años”.

El motivo del declive de la fertilidad se encuentra en la propia fisiología de la mujer. El experto en reproducción explica que la mujer nace con un número determinado de óvulos, que se van agotando con los años. “A medida que aumenta su edad, dispone de menos óvulos y de peor calidad”, matiza Ferrando, quien añade que esta peor calidad “es la responsable de que sea más difícil conseguir el embarazo de forma natural” a partir de determinada edad.
Relación entre edad y fertilidad

La pérdida en la calidad y cantidad de los óvulos de la mujer conlleva a que la tasa de esterilidad, que apenas alcanza un 10% en las mujeres entre 20 y 29 años, se eleve al 25% entre los 30 y los 39 años, tal como señala Ferrando. Este factor, unido al retraso de la edad media para tener un hijo, explica “el continuo aumento de parejas que tienen que recurrir a técnicas de reproducción para poder ser padres”, añade el experto. La media de edad de las parejas que acuden a su centro es 38 años.

Este retraso (voluntario en la mayoría de los casos) de la maternidad evoluciona de forma paralela al aumento del número de parejas con dificultad para concebir. Así lo recoge el ‘Libro Blanco Sociosanitario de la Infertilidad en España’, de la Sociedad Española de Fertilidad. Según esta publicación, el factor que guarda una relación más importante con el incremento de las consultas por esterilidad “es el retraso de la edad en que se comienza a buscar el primer hijo”.

Preservar los óvulos

Posponer la edad de maternidad, incluso más allá de los 40 años, tiene en España una motivación marcadamente social: las mujeres retrasan, en gran parte, el momento de ser madres por motivos laborales, por ausencia de pareja o por otras razones económicas o personales. Para no tener que renunciar a poder tener hijos en un futuro, estas mujeres pueden optar por recurrir a las técnicas de preservación de la fertilidad.

Tal como apunta Ferrando, estas técnicas permiten “congelar óvulos a edades donde todavía conservan una buena calidad para poder ser utilizados en un futuro”. Lo idóneo es recurrir a la preservación antes de los 40, que es cuando disminuye la fertilidad de forma más dramática. Pero cuanto más jóvenes sean los óvulos, mejor calidad tendrán. Por lo que es mejor si se realiza antes de los 35.

Cambios sociales en España

Según la publicación ‘Libro Blanco Sociosanitario de la Infertilidad en España’, de la Sociedad Española de Fertilidad, España es el tercer país europeo en volumen de tratamientos de infertilidad. Casi el 15% de las parejas en edad reproductiva tienen problemas de esterilidad, lo que se traduce en cerca de un millón de parejas demandantes de asistencia reproductiva.

Uno de los cambios sociales que más influye en estas cifras es que las mujeres de nuestro país esperan cada vez más tiempo para tener su primer hijo. Tal como reflejan los indicadores demográficos del Instituto Nacional de Estadística, la edad media de maternidad de las españolas superó en el año 2011 los 32 años. Solo el 30% de los nacimientos en España correspondieron a madres con una edad por debajo de los 30 años.

Fuente: consumer.es

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s