Molestias durante el embarazo

Cuando estás embarazada es normal sentir las molestias propias del embarazo, que forman parte de los síntomas que indican que ha empezado el proceso de gestación. Albergar y dar forma a una nueva criaturita en tu interior es toda una proeza para el cuerpo. Completar el desarrollo de un futuro bebé requiere mucho esfuerzo y energía, por eso es normal que el cuerpo se resienta y envíe señales de alarma.
Percibir y valorar las molestias del embarazo te ayudará a cuidar tu cuerpo, el de tu bebé, y a reaccionar correctamente ante situaciones de peligro.
Las molestias más comunes durante el embarazo son:
• Dolor abdominal
• Dolor de espalda
El esfuerzo en la espalda baja del peso extra del embarazo
Los cambios de postura para compensar el peso extra del embarazo: el centro de gravedad se mueve hacia delante y ejerce más tensión en la parte inferior de la espalda
La presión sobre los músculos debilitados y estirados del abdomen que soportan la columna vertebral

• Dolor de cabeza
El dolor de cabeza en el embarazo suele ser más frecuente durante el primer trimestre, debido al incremento en el volumen de la circulación sanguínea y a una disminución de la glucosa en sangre.
El dolor de cabeza durante el embarazo se caracteriza sobre todo por concentrarse a ambos lados de la cabeza y en la nuca.

• Molestias en el pecho
Las molestias en el pecho en el embarazo están asociadas a la preparación progresiva de tu cuerpo para formar el nuevo bebé, aumentando la producción de hormonas como la progesterona y los estrógenos. Son muchos los cambios que vas a experimentar, ¡no te asustes! Las molestias durante el embarazo son muy comunes.
Durante el embarazo, el pecho empieza incrementar su tamaño según se engruesa la capa de grasa y aumenta el tamaño de las glándulas lácteas y el flujo de sangre, preparándose así para alimentar al futuro bebé.
Aunque la sensibilidad extrema en los pechos suele disminuir drásticamente a partir del segundo trimestre de embarazo, con la estabilización de los niveles hormonales, es normal experimentar cambios a lo largo de todo el proceso.
Cambios en el pecho durante el embarazo
• Cosquilleo, hinchazón y sensibilidad al tacto de los pechos
• Aumento del tamaño de los pechos
• Picazón y estrías
• Aparición de grandes venas azuladas debajo de la piel
• Oscurecimiento de los pezones y de las areolas
• Secreción en los pezones
• Mareos y desmayos
Los mareos suelen ser uno de los primeros síntomas de embarazo. Especialmente durante los primeros meses de gestación, el sistema cardiovascular de la embarazada debe adaptarse a la nueva situación y eso le provoca mareos y desmayos. No hay que alarmarse cuando se sienten mareos durante el embarazo, ya que son molestias muy habituales entre las mujeres embarazadas.
Los mareos suceden al producirse una bajada de la presión arterial. Durante el embarazo el sistema cardiovascular y el nervioso tienen que adaptarse continuamente a los cambios de la tensión arterial, por eso es normal sentirse mareada o aturdida de vez en cuando.
Cómo son los mareos de embarazo
• Los mareos suelen ser más frecuentes por la mañana, pero pueden ocurrir en cualquier momento del día como después de comer o tras estar de pie mucho rato.
• Náuseas
Sufrir náuseas o mareos en las primeras semanas de embarazo es otro síntoma que muchas mujeres suelen padecer en las primeras fases. Estos mareos pueden venir acompañados de vómitos y pueden variar, produciéndose en algunas mujeres a primera hora de la mañana o, como en otros casos, por las tardes o incluso noches.
Los mareos o las náuseas matutinas son uno de los primeros síntomas que aparecen al quedarse embarazada y es posible que te cojan por sorpresa, pero no te preocupes, las náuseas son una de las molestias del embarazo más comunes. De echo, en la primera semana tras quedarte embarazada es posible empezar a sentir estos malestares. No siempre suceden por las mañanas, si bien es cierto que lo más habitual es sufrir las náuseas del embarazo a primeras horas del día. Algunas mujeres notan estos malestares por las tardes e incluso por las noches. A veces, incluso puede que la sensación de mareo persista durante todo el día.
La sensación de mareo y náuseas está relacionada con el incremento de las hormonas progesterona y gonodatrofina coriónica que se producen en las primeras fases de la gestación. Las molestias suelen remitir en el segundo trimestre de embarazo, cuando el cuerpo ya está más adaptado a los cambios que están teniendo lugar. No obstante, mientras los mareos persistan, algunos remedios caseros te pueden ayudar a controlar las náuseas en el embarazo. Por ejemplo, tomar pequeños refrigerios más asiduamente te ayudará a no tener el estomago vacío y aliviará las náuseas. A algunas mujeres también les ayuda bastante cierto tipo de infusiones, como la melisa, el jengibre o la manzanilla. Algunas mujeres combaten este síntoma con galletas saladas y leche.
Sin embargo, si comienzas a sentir alguno de estos síntomas y van acompañados de otros igualmente característicos del embarazo, nada mejor que visitar al doctor y en caso de estar embarazada, él sabrá indicarte qué alimentos son los que más te ayudarán con las náuseas, y a llevar mejor tus primeros meses como futura mamá.

Otras molestias del embarazo frecuentes que afectan a las embarazadas son los trastornos del sueño, o la acidez de estómago

Fuente: elembarazo.net

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s