El suplemento de hierro durante el embarazo

Hierro y almejasNo hay que dejar de insistir en la importancia que debe darle una mujer embarazada a su correcta alimentación y al control del peso durante la gestación. Por ello, este artículo busca ofrecer una base sólida sobre la necesidad del suplemento de hierro durante esos meses en los que el cuerpo de la mujer cambia y necesita un aporte nutricional mayor.

El hierro es un mineral indispensable para la correcta oxigenación de los tejidos y es un elemento importante del colágeno, proteína que se encuentra en el hueso, el cartílago y el tejido conectivo. La dosis ideal de hierro en una mujer embarazada es de entre 30 y 120 miligramos al día, esto es un 30 por ciento más de la cantidad diaria recomendada.

Por ello, se recomienda suplementar la dieta de la mujer con 30 miligramos de hierro ferroso a partir de la semana 12 de gestación.

Los alimentos que más hierro contienen son:

  1. Las almejas (24 miligramos de hierro por cada 100 gramos) son el alimento que más hierro tienen, superando incluso la cantidad recomendada en mujeres no embarazadas.
  2. El pan y los cereales integrales (7-12 miligramos por cada 100 gramos). El pan integral contiene 7 veces más hierro que el pan blanco y los cereales que hay en la actualidad son muy ricos en hierro debido a su fortificación y mantenimiento en la corteza del grano, aunque no debemos olvidar que la fibra y su origen vegetal reducen significativamente la absorción.
  3. Legumbres (8 miligramos por cada 100 gramos). La soja en grano así como la lenteja son las legumbres con más hierro.
  4. El hígado de carne vacuna (8 miligramos por cada 100 gramos) es rico en hierro, pero también tiene gran cantidad de efectos indeseables.
  5. Vegetales verdes: las espinacas y las acelgas (4 miligramos por cada 100 gramos) tienen hierro de baja absorción, pero son muy sanas y además, poco costosas.
  6. También tienen gran cantidad de hierro la yema de huevo (8 miligramos por cada 100 gramos), los lácteos, los fríjoles (4.7 miligramos) y el tomate.

Durante el embarazo, puede ser normal tener un cierto nivel de anemia que se produce por el incremento del volumen del plasma sanguíneo, y este es el motivo que hace del hierro un mineral esencial en la dieta de las embarazadas. Los expertos recomiendan para una mejor absorción de éste tomarlo en ayunas y combinarlo con vitamina C. Por otra parte, la cafeína, el té, el chocolate y el calcio interfieren en la absorción del hierro por lo que la leche, quesos o yogures enriquecidos en hierro no son siempre aconsejables.

La anemia en embarazadas puede ocasionar mayor incidencia de parto prematuro, retraso del crecimiento intrauterino y transfusiones sanguíneas, fatiga y cansancio, por lo que es necesario cuidarse y pedir consejo al médico para tener una alimentación que favorezca el proceso lo máximo posible.

Si deseas ampliar información sobre el suplemento de hierro en embarazadas pincha aquí.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s