Alimentación durante el embarazo y el falso mito de ‘comer por dos’

Cuando una mujer está embarazada se suele hacer referencia a que es momento de ‘comer por dos’. Sin embargo, esto está muy lejos de la realidad y no es sano aumentar drásticamente la cantidad de comida que se ingiere diariamente cuando se espera un niño.
Alimentación durante el embarazo

La ganancia de peso normal durante un embarazo es de entre 9 y 11 kilogramos, que deben repartirse durante todo el periodo de gestación en:

  • 1 kilo durante el primer trimestre.
  • 3 kilogramos durante los tres segundos meses.
  • 6 kilos en el último trimestre.

Es necesario recordar que un buen estado a nivel nutricional es vital para el adecuado desarrollo de un embarazo, y por ello, es importante asegurar una buena supervisión de este estado y un seguimiento por parte del médico para realizar una dieta lo más equilibrada posible y adaptada a cada nueva madre.

Teniendo en cuenta la cantidad de problemas que pueden derivarse de una mala alimentación durante el embarazo, tales como hipertensión arterial o diabetes gestacional, es oportuno seguir algunas recomendaciones:

  1. Es mejor comer muchas veces en pequeñas cantidades que pocas, pero en gran cantidad. Lo más sano es ingerir 5 ó 6 comidas pequeñas diarias.
  2. Las proteínas proporcionan los aminoácidos necesarios para el desarrollo del bebé y los carbohidratos son una gran fuente de energía. Por esto, es importante alimentarse tanto de proteínas como de carbohidratos.
  3. Hay que evitar las ‘calorías vacías’ que contienen alimentos como las golosinas, el chocolate, los refrescos, etc.
  4. Es importante consumir alimentos que sean ricos en vitaminas y minerales, sobre todo en hierro.
  5. Para disminuir el riesgo de parto prematuro y prevenir la aparición de hipertensión, es bueno consumir pescado azul (arenque, salmón o sardinas).
  6. La cafeína es un estimulante y, por tanto, bebidas como el café o el té, no son recomendables durante el embarazo. Además, el té contiene tanino, una sustancia que interfiere en la absorción de hierro.
  7. El riesgo de contraer enfermedades como la toxoplasmosis (enfermedad infecciosa ocasionada por un parásito intracelular obligado que puede dañar al feto) o la listeriosis (infección muy grave que se produce por la ingesta de productos poco tratados) se reduce lavando muy bien la fruta y la verdura antes de comerla y evitando el consumo de hígado, patés, así como de quesos no pasteurizados, productos ahumados y la carne cruda o poco hecha.
  8. Por supuesto, no es nada recomendable consumir bebidas alcohólicas cuando se está embaraza.

Para conocer más acerca de los problemas que pueden derivarse de una mala alimentación durante el embarazo, pinche aquí.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s