Fortalecer el suelo pélvico para un mejor parto y posparto

Cuando una mujer está embarazada, su cuerpo, mente y todo su organismo, sufren una serie de cambios. Por ello, es necesario que, durante los nueve meses de gestación, el parto y el posparto, se preparen físicamente y trabajen su suelo pélvico.

¿Qué es el suelo pélvico?

El suelo pélvico o músculo pubocoxígeo es la zona del cuerpo situada en la parte inferior del tronco que forma el fondo o suelo de la pelvis. Su función es la de sostener, en la posición correcta, los órganos de la parte baja de abdomen, esto es, el útero, la vejiga y el recto.

Suelo pélvico

¿Por qué trabajar el suelo pélvico?

En lo últimos años, se ha hablado mucho de la necesidad de fortalecer y trabajar el suelo pélvico para facilitar el parto y las complicaciones del posparto, pero también para evitar alteraciones comunes como la incontinencia urinaria, o llegar a tener unas relaciones sexuales más plenas.

Algunas de las razones por las que este músculo puede verse debilitado son la falta de entrenamiento y uso, el embarazo y posterior parto, la edad, el sobrepeso o la infección urinaria crónica. Por ello, los expertos coinciden en que es fundamental cuidar y mantener en forma esta parte del cuerpo y cada vez se extiende más en nuestra sociedad la fisioterapia especializada en entrenamiento y recuperación del suelo pélvico.

¿Cómo fortalecer el suelo pélvico?

Para fortalecer el suelo pélvico es necesario hacer una serie de ejercicios, llamados ejercicios de Kegel, que se basan en la contracción del músculo pubocoxígeo o periné.

Hace unos años, se recomendaba a las mujeres que, mientras orinaban, probaran a contraer el músculo para cortar la micción, pero esta práctica se acabó descartando por las infecciones que producía. Por este motivo, nunca debes hacer estos ejercicios con la vejiga llena, lo mejor es ir al baño antes de empezar con la rutina de contracciones.

Algunos de los ejercicios recomendados son:

– Realizar 3 series de 10 contracciones rápidas. Tras esto, se puede intercalar una serie de 10 contracciones mantenidas durante unos 10 segundos.

– ‘Ejercicio del ascensor’. Para hacer este ejercicio, hay que imaginar que el periné es un ascensor que va subiendo plantas. Primero hay que contraer muy ligeramente, después con un poco más de intensidad, un poco más, y por último, al máximo. Inmediatamente después, hay que relajar de la misma manera, disminuyendo la intensidad en 4 tiempos.

– Es bueno contraer el periné cada vez que se estornude, ría, tosa, o se vaya a realizar un esfuerzo como el de levantar peso, pues estos casos suponen una gran presión sobre toda la musculatura.

– Utilizando el  balón de Bobath pueden realizarse movimientos pélvicos, que harán que la pelvis sea más dinámica para el momento del parto.

– Practicar sexo también es una forma muy divertida de trabajar el periné.

Para conocer más datos acerca de cómo trabajar el suelo pélvico y las principales complicaciones con el mismo tras el parto pincha aquí o contacta con nosotros a través de nuestro teléfono: 672 314 894, o en el correo electrónico: info@clinicaimar.com.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s